Aromaterapia









 
 
 
 
 
Recurre al olfato y a la sensibilidad de la piel para tratar de armonizar el cuerpo y la mente. Esto se logra mediante la modificación de los estados  emocionales y anímicos.

La palabra Aroma significa olor dulce, y Terapia, tratamiento diseñado para   curar.

Actualmente la Aromaterapia, como método de tratamiento y prevención, nos proporciona una versión contemporánea del antiguo arte de curar. Basándose en la premisa que el mejor modo de prevenir la enfermedad es fortalecer los mecanismos de autodefensa del organismo.

Cuando se  utilizan los aceites esenciales en baños, compresas y masajes, se obtiene un efecto tanto psíquico como físico. Los mensajes aromáticos son captados por el sentido del olfato y  las  sustancias terapéuticas  llegan al interior del cuerpo a través de la piel. Alcanzando así  la circulación sanguínea y distribuyéndose por todo el cuerpo. Razón por la cual  se obtiene un efecto sanador en determinadas  partes del cuerpo, en los órganos, o en sistemas completos del organismo. 

Un  principio sumamente  importante para el tratamiento con  Aromaterapia es la posibilidad de activar la memoria emocional con la ayuda de determinados concentrados aromáticos. Las minúsculas moléculas del aire que respiramos liberan impulsos nerviosos en la nariz que, entre otras cosas,  establecen en el sistema límbico conexiones con nuestra capacidad de memoria y los sentimientos relacionados con ella. Cuando uno huele, dice siento olor a..., y repentinamente percibe sensaciones, visualiza imágenes, e  incluso puede  notar reacciones físicas. Esta especie de efecto profundo es, a mi entender, uno de las virtudes más sobresalientes de la Aromaterapia. Ya que se puede recurrir a ella para tratar de revertir situaciones internas sin poner resistencia alguna, y aliviar en consecuencia,  estados de depresión o de angustia.

Es importante comprender que en forma directa se pueden adquirir  nuevas fuerzas vitales capaces de fortalecer el organismo y generar un estado de bienestar y armonía.
 
Aromas del Edén, combina la sutileza de los Aromas con el poder de los Ángeles.
Las esencias atraen a estos seres de luz, pues generan un espacio energético propicio donde el Ángel puede movilizarse y actuar.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada